26 agosto 2007

Vitaminas y minerales



Vitamina A
Los productos de la huerta son una fuente fundamental de ella.


1.- ¿Es la vitamina A la vitamina de la vista?
Esta vitamina desempeña un papel esencial en el mecanismo de la visión, aunque las células epiteliales, el sistema inmunitario y la eliminación de sustancias tóxicas también la precisan.
..............................................................................................................................................
2.- ¿Cuál es su recomendación actual?
En España los expertos proponen 800 microgramos al día para la mujer adulta y 1.000 microgramos (1 mg) para el hombre.
..............................................................................................................................................
3.- ¿Sólo está en alimentos de origen animal?
La vitamina A como tal sí. Sin embargo, existen algunos precursores (carotenoides) que pueden convertirse en vitamina A en el organismo y que abundan en los vegetales. El más importante es el betacaroteno.
..............................................................................................................................................
4.- ¿Qué nos advierte de su deficiencia?
Uno de los síntomas más precoces es una visión disminuida en la penumbra. Valores iguales o superiores a 30 mcg/dl de retinol en suero se consideran adecuados.
..............................................................................................................................................
5.- ¿Son tóxicos sus excesos?
Si hay dos vitaminas con las que es peligroso excederse son la A y la D. Eso obliga a una máxima prudencia al tomar suplementos. No obstante, un exceso de betacaroteno no es peligroso, ya que el cuerpo sólo aprovecha el que precisa.

25 agosto 2007

VII Jornadas Deporte y Mayores

>




alumnas deporte ocio alongarvi (el campillo)



A24H.- La delegadas provinciales de Turismo, Comercio y Deporte y para la Igualdad y Bienestar Social, Rosario Ballester y Carmen Lloret, respectivamente, y el vicepresidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, presentaron hoy las VII Jornadas Deporte y Mayores 2007, que se desarrollarán durante el mes de abril en Jabugo, Almonte, Villanueva de los Castillejos y Gibraleón.

Alrededor de 2.000 mayores participarán en estas jornadas, que cuentan con un presupuesto cercano a los 80.000 euros y que están organizadas por el Área de Deportes de la Diputación de Huelva, la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, la Consejería de Comercio, Turismo y Deporte y los Servicios Deportivos Agrupados de las Mancomunidades Ribera de Huelva, Cuenca Minera, Andévalo Minero y Condado de Huelva.

Según destacó la Diputación en un comunicado, esta actividad tiene como principal objetivo incentivar la participación de los colectivos de avanzada edad en el deporte y concienciarlos de que el deporte no tiene edad y de que existe una actividad física apropiada para cada edad, intereses, inquietudes y gustos.

Según el calendario previsto, la primera sesión de estas jornadas se celebrará mañana martes en Jabugo, el 19 de abril en Almonte, el 24 de abril en Villanueva de los Castillejos, y el 26 de abril en Gibraleón.

Tiro con arco, petanca, minigolf, baile de salón y gimnasia de mantenimiento son las actividades propuestas en estas jornadas, que también propiciarán el disfrute de almuerzos de convivencia y visitas turísticas por los municipios implicados.

Los ritmos del cuerpo




Según la cronobiología, nuestro cuerpo sigue unas directrices dictadas por el código genético y por los estímulos naturales. Si alteramos estos ciclos de sueño-vigilia, hormonales, de temperatura o de energía y tensión arterial, la salud se resiente. Atenderlos favorece la armonía corporal y facilita nuestra relación con el entorno.


Se despiertan con gran esfuerzo, deambulan cansinamente toda la mañana hasta la hora del almuerzo y empiezan a estar en forma por la tarde o tras la jornada laboral. Como suelen decir, “no son personas” sin tomar antes una o varias tazas de café. Al menos la tercera parte de los españoles sufre durante todo el año esta especie de jet lag, que la mayoría de los expertos achaca a la falta de sueño. Pero ésta no es una explicación completa. El problema es que funcionan con el reloj interno atrasado y el cansancio es el menos grave de los trastornos que pueden sufrir. Según Till Roenneberg, profesor del centro de cronobiología de la Universidad Ludwig-Maximilian (Múnich, Alemania), la falta de armonía entre los ritmos internos y los hábitos personales y sociales favorece los accidentes, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes e incluso la aparición del cáncer, entre otras dolencias.
La cronobiología es la ciencia que estudia los ritmos biológicos y su efecto sobre la salud y el bienestar. Es una disciplina joven, fundada a mediados del siglo pasado por el médico rumano Franz Halberg, afincado en Estados Unidos desde 1948. Esta nueva ciencia no tiene nada que ver con los populares “biorritmos”.

VII Jornadas Deporte y Mayores

Gana salud descansando



Si no se descansa lo suficiente, a la larga la salud y el estado de ánimo se resienten. El primer paso para remediarlo es dormir bien, pero existen otras técnicas que ayudan a descansar y recuperar el equilibrio.

El descanso es la consecuencia natural y lógica que sobreviene cuando se está cansado. Todos nos cansamos y necesitamos descansar a diario, pero también en periodos semanales, mensuales o anuales pasamos por ciclos establecidos de mayor o menor actividad, la mayor parte de ellos influidos por la luz y la temperatura.
Sobre estos ciclos se desarrollaron cultos y costumbres desde tiempo inmemorial. Y es que para adaptarse al medio y sobrevivir fue importante, por ejemplo, planificar el trabajo en el campo: la siembra y la recolección, los descansos y la celebración de la cosecha.
Pero ¿qué se entiende por descansar? ¿Dormir? ¿Hacer el vago? ¿Entretenerse con algo que ayude a «desconectar»? ¿Relajarse conscientemente? Todas esas cosas podríamos decir que forman parte del concepto de descansar, y no sólo son esenciales para la higiene vital sino que, llegado el momento de la crisis o de la enfermedad, son una medicina esencial para recuperar la salud.
Descansar supone, como la misma palabra indica, deshacer el cansancio. Es la quietud, el reposo, dejar de trabajar. Es responder al síntoma de la astenia, que se define como la falta o pérdida de fuerza muscular que aparece en muchas enfermedades, quizá uno de los pilares de esa manifestación que los médicos naturistas llamamos Vis Medicatrix Naturae. Cuando el cuerpo exige el descanso, se manifiesta con cansancio, y la aplicación más inteligente en ese momento es hacerle caso al cuerpo y descansar.

El valor del reposo en cama
Una de las mejores técnicas de descanso a todos los niveles –físico, psicológico y espiritual– es el sueño. Su capacidad reparadora ha sido tan grande a lo largo de la historia que en los templos de Asclepios dedicados a la medicina se consideró fundamental. En la actualidad, el acto de dormir reposado –en griego kline– ha dado lugar a la palabra «clínica», y en todas ellas sigue siendo la cama la parte más valiosa del hospital.

Las claves de un sueño reparador
Para una buena higiene del sueño la primera norma es dormir cuando se tiene sueño. Es decir, dormir de noche, pero también favorecer durante el día las siestas cortas.
El número de horas que se deben dormir depende de la persona y el momento. Las 7-8 horas que se suelen recomendar son la media que precisa la mayoría, pero puede ser más o menos (entre 4 y 12 en los extremos) y fluctuar a lo largo de la semana, año o vida. Estas variaciones deben entenderse como algo natural.
Algunas medidas ayudan también a mejorar la calidad del sueño:

La habitación debería ser amplia, aireada y soleada, o por lo menos estar correctamente iluminada y ser silenciosa.

La cama ha de ser suficientemente dura y la almohada, adecuada. También ha de ser amplia, para favorecer los cambios de postura. La limpieza y disposición de la ropa de cama son importantes.

Debe limitarse la ingesta de sedantes y narcóticos.

Al enfermo se le aconseja moverse todo lo que pueda en la cama mientras no duerma. Si se mueve dormido, conviene dejar que lo haga.

Más allá de dormir bien
Además del sueño existen otras prácticas que favorecen el descanso y ayudan a ganar vitalidad. El reposo digestivo es una de las más valiosas, y así se ha considerado desde la antigüedad. La mejor forma de practicarlo es el ayuno. Puede ser de unas horas o uno o varios días. La relajación es, sin duda, la otra gran técnica que conviene tener presente. Existen varias posturas de yoga que la favorecen y ayudan a vencer el cansancio tanto corporal como mental.
Otra práctica ideal para descansar es el baño caliente, que se puede completar usando plantas relajantes: amapola, azahar, comino, hierbaluisa, lavanda, lúpulo, melisa, pasiflora, tila, verbena..


Cierto grado de actividad también es necesario para descansar bien. De ahí la importancia del ejercicio físico. Cansa, pero sin él cuesta más descansar.