28 febrero 2011

24 febrero 2011

La alimentación más saludable

Comer bien es el primer paso hacia una salud mejor. Se puede ganar mucho bienestar y calidad de vida sabiendo cómo influye cada alimento en los distintos órganos. Veámoslo de forma resumida.

Cada nuevo hallazgo científico obliga a matizar generalizaciones anteriores acerca de la nutrición. Por ejemplo, se afirmó que las grasas eran malas. Luego se precisó que las había buenas y malas. Ahora, que las malas lo son para unas personas, pero no para otras… Teniendo en cuenta la información científica, es difícil ofrecer recomendaciones con la seguridad de que no se van a desmentir. Pero vale la pena intentarlo, porque aportan criterios para diseñar una dieta sana. Otros no menos importantes son seguir los modelos que han superado la prueba del tiempo (como la dieta mediterránea o la japonesa) y, sobre todo, observar cómo sienta cada alimento.

El decálogo para comer mejor
Para alimentarse con criterio no es preciso ser una autoridad en dietética. Es suficiente con llevar a la práctica este decálogo de consejos.
1. Comprar de manera equilibrada.Alimentarse de forma variada no consiste en probar la increíble cantidad de productos que ofrece el mercado, sino en saber elegir los más saludables. Más que renunciar a alimentos, comer sano implica tomarlos con la frecuencia y dosis apropiada. Al llenar la cesta de la compra hay que tener en mente las necesidades nutricionales y elegir lo que más gusta para satisfacerlas.
2. Comer al menos cinco raciones de fruta y verdura al día.Da igual si son frescas como ligeramente hervidas o en forma de zumos. Cinco manos llenas proporcionan todas las vitaminas, minerales y fibra, así como fitoquímicos beneficiosos.
3. Cereales cada día. No es saludable restringir los hidratos de carbono. El pan, la pasta, la avena y el arroz aportan la energía que precisamos junto con poca grasa, fibra, vitaminas, minerales.
4. Legumbres en el plato. Las lentejas, la soja, los garbanzos… tienen un valor nutritivo excepcional. Aportan carbohidratos de absorción lenta junto a proteínas, muchas vitaminas, minerales e isoflavonas. Deberían tomarse varias veces por semana.
5. Beber litro y medio al día.
El agua constituye el 60% del cuerpo y hay que reponerla constantemente. Pero no conviene obtenerla mediante refrescos. Agua mineral, infusiones, caldos de verduras y zumos recién exprimidos son los mejores líquidos.
6. Elegir bien las grasas. Y vigilar la cantidad. Las grasas animales son ricas en ácidos grasos saturados y colesterol, por lo que deben consumirse con moderación. Las mejores grasas son los aceites de oliva y lino, así como las de los frutos secos y el pescado azul.
7. Cocinar con suavidad.Asados y fritos favorecen la aparición de sustancias nocivas y eliminan nutrientes. Mejor cocinar a bajas temperaturas, con poca agua y poca grasa, preferiblemente al vapor o en el horno. Además se preserva el sabor propio de los alimentos.
8. Stop al fast food.Los alimentos demasiado manipulados o listos para ser consumidos suelen contener demasiados aditivos, sal, azúcar y grasas poco convenientes. Muchos alimentos naturales y enteros se pueden preparar de manera rápida con mejores resultados.
9. Un peso controlado.El peso adecuado es el resultado de seguir una dieta sana. No es lo mismo que llevar una dieta restringida y poco saludable con idea de adelgazar. Por otra parte, un ligero sobrepeso no es un problema.
10. Comer carne y pescado con cabeza.
Dejando al margen los respetables argumentos éticos, ni son alimentos imprescindibles ni se puede afirmar que en raciones moderadas resulten perjudiciales. La mayoría de expertos recomienda comer carne y pescado solo tres veces a la semana. El atún, el pez espada y el salmón de granja pueden estar cargados de agentes tóxicos.

Manuel Núñez y Claudina Navarro

22 febrero 2011

Vías romanas

Como en tantos otros aspectos, la civilización romana transformó radicalmente el escenario de las comunicaciones de la Península Ibérica, construyendo la primera red viaria digna de tal denominación. Tras su pérdida, no se restableció una red similar, en extensión y calidad, hasta el siglo XIX.

La red de calzadas de la Bética era la más densa de la Península, especialmente en su parte occidental. Estaba estructurada por tres ejes de largo recorrido que fueron acondicionados por los romanos sobre caminos preexistentes. La Vía Augusta era el eje fundamental, que unía las capitales de los cuatro conventos jurídicos (Gades, Hispalis, Corduba y Astigi) y resultaba estratégica para los movimientos militares, el comercio, la burocracia y el correo. La vía litoral, con frecuencia denominada Heraclea, unía Cádiz con Cartagena, enlazando posteriormente con la Vía Augusta. La Vía de la Plata, cuya denominación tal vez no tenga relación con el metal sino con su pavimento, unía Mérida y Astorga, continuando al norte hasta Gijón y al sur hasta Sevilla.

La red viaria romana no se reducía a la trama de calzadas, que eran sólo las vías principales dentro de un sistema que completaba un conjunto de vías secundarias mucho más amplio. Se trataba de un sistema jerarquizado en el que los distintos rangos se diferenciaban tanto por funcionalidad como por las características de su construcción o por el estamento administrativo al que le correspondíasu ejecución y mantenimiento.

Ingeniería y recursos

Medios de transporte
Aunque el carro ya se usara en la Península mucho antes de la llegada de los romanos, su uso se extendió con las nuevas posibilidades que ofrecía la excelente red de calzadas y caminos. También se multiplicaron los tipos de carruajes al uso, tanto de dos como de cuatro ruedas, y se mejoraron tecnológicamente. A caballo podían hacerse, como media, viajes a razón de unos 70 km diarios, aunque Julio César hizo algunos de sus históricos recorridos doblando esa velocidad. Uno de ellos lo llevó a Porcuna (Jaén), disponiéndose al enfrentamiento con los hijos de Pompeyo en Munda.

La construcción de calzadas
De forma esquemática, podría decirse que las calzadas eran las vías de mayor valor estratégico para los intereses del Imperio. Se construían a cargo del Estado aplicando una avanzada ingeniería: varias capas de firme, pavimento de losa, medianera elevada y vierteaguas a los márgenes, y una anchura de unos seis metros, de modo que los carruajes pudieran cruzarse sin dificultad. Por el contrario, las vías de segundo orden solían depender de los municipios, siendo raramente enlosadas, aunque algunas sí afirmadas, mientras que otras eran caminos de tierra aplanada.

La fábrica de los puentes
Los puentes tenían, desde luego, una gran utilidad, pero su factura podía tener también dimensión monumental, como es el caso del de Córdoba. En cualquier caso, los constructores de puentes eran especialmente valorados en el Imperio y de su calidad da cuenta el número de estas obras que aún se conservan en Andalucía y que incluso siguen en servicio, aunque representen una pequeña parte de las que existieron.

Un tramo central de la Vía Augusta

Puentes
Aún hoy se conservan numerosos vestigios de puentes romanos, y no pocos se mantienen operativos. El principal de la Vía Augusta, y más monumental, era el puente del Guadalquivir en Córdoba construido en tiempos de Augusto. Hasta el siglo XIX no hubo más puentes aguas abajo. También pertenecían a la Vía Augusta el puente de Alcantarilla sobre el río Salado de Morón, en Sevilla, el Puente de Pedroche, o el puente de Villa del Río, en Córdoba, que soportó el tráfico de
la carretera nacional hasta 1965. Aguas arriba, el puente de Andújar puede ser considerado el segundo en importancia de la Bética.

Miliarios
El amojonamiento se hacía mediante miliarios, estelas de piedra colocadas en los márgenes de las vías cada milla romana (1.481 metros), equivalente a mil pasos. En ocasiones cada cien pasos se colocaban otras piedras más pequeñas, los tabellarii. Era frecuente que en los miliarios se inscribiera información sobre distancias o sobre los responsables de la construcción o reparación de la vía. En Andalucía se han encontrado un centenar de miliarios con alusiones a veintiocho emperadores. Aproximadamente la mitad de ellos pertenecen a la Vía Augusta.

Calzada
Las calzadas contaban con distintos tipos de infraestructura de apoyo para los viajeros. Los mansos o mansiones eran lugares de descanso, provisión de víveres y atención a la caballería. Podían ofrecer más o menos prestaciones, como hospedería o alquiler de caballos y carruajes, siendo en algunos casos, además, bases de destacamentos militares. La frecuencia con la que se distribuían dependía de la importancia y el uso de las vías, aunque podía ser normal encontrarlos cada 20 o 25 millas romanas, o sea unos 35 km. Existía, además, una red de postas para relevo de caballería, complementaria a la que formaban los mansos El origen de algunas poblaciones actuales se vincula con estos lugares de parada y servicios en las rutas.

18 febrero 2011

IV RUTA DE LOS CELTAS

Día 27 de Febrero de 2011.
Higuera la Real (Badajoz)
Dificultad: Media alta
Distancia 23 Km. Ruta alternativa 17 Km.

La IV Ruta de los Celtas comenzará en Higuera la Real, localidad en la que podemos encontrar un rico patrimonio cultural: La iglesia Parroquial de Santa Catalina (S.XVI), donde se encuentra un retablo del célebre pintor Luís de Morales “el Divino”; la iglesia de San Bartolomé (1666) donde figura el patrón del pueblo, Ntro. Padre Jesús de la Humildad; la Ermita de Ntra. Sra. del Socorro (1680) y la Ermita de Ntra. Sra. del Loreto (SXIII). En la Plaza del Loreto, nos encontramos con un grupo escultórico de mármol blanquecido conocido con el nombre de la Mamarracha.

Además esta localidad ofrece un entorno natural privilegiado, ya que nos encontramos en plena Dehesa Extremeña por la que transcurrirá nuestra Ruta en esta edición. Partiremos de Higuera la Real en dirección al “Arroyo de las Pilas”; continuaremos hacia la finca conocida como “La Gallega”. Más adelante cruzaremos el río “Sillo” y llegaremos hasta Cumbres de San Bartolomé, una localidad onubense ubicada en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche. A su riqueza medioambiental se suma la importancia de sus elementos patrimoniales: el Castillo o Muralla Artillera y la Iglesia de San Bartolomé están catalogados como Bienes de Interés Cultural.

… A continuación reanudaremos la marcha hacia las fincas “La Hoya” y “El Chaparral”. Más adelante, pasaremos a través de “La Dehesa de la Aldea” hasta desembocar en la antigua carretera N- 435 y finalmente llegaremos al Centro de Interpretación del Yacimiento Celta de Capote, sin duda uno de los lugares de interés turístico a destacar de nuestro municipio.

En el Centro de Interpretación tendremos la oportunidad de conocer los orígenes más remotos de nuestro pueblo. A través de diferentes recursos, como proyecciones audiovisuales, paneles descriptivos y maquetas conoceremos las nociones necesarias para a continuación realizar la visita guiada por el circuito arqueológico. Éste se compone de un santuario prerromano, viviendas, murallas y otras construcciones defensivas como fosos, piedras hincadas…; Por otro lado, realizaremos un circuito etnográfico, formado por un chozo, una Zahúrda y una cochiquera. Una vez concluida la actividad, dejaremos el “Castrejón de Capote” y a través de la finca
“Consolación”, nos dirigiremos hacia Higuera la Real donde finalizaremos la ruta.

13 febrero 2011

Preparados para el empleo

Diversas entidades sociales favorecen la inclusión laboral de las personas discapacitadas.

La implicación de los colectivos onubenses dibujan un horizonte alentador para las personas discapacitadas. En la provincia de Huelva existen más de una veintena de asociaciones que centran su tarea en reivindicar los derechos de estos ciudadanos.

Estas entidades focalizan sus tareas en la normalización de estas personas. “Para ello es fundamental hacer hincapié en las relaciones sociales. Si un discapacitado no sabe comunicarse, nunca estará realmente integrado”, apunta el director del Centro de Atención Temprana de Aspromin, José Manuel Moreno. Ese sería el primer paso. Después, muchos colectivos, entre ellos Aspromin, focalizan su esfuerzo en la autonomía laboral de estos ciudadanos, a través primero de una necesaria educación y posteriormente, mediante el aprendizaje de un oficio y la concertación de prácticas en empresas. “La sociedad debe romper con sus prejuicios a través de la educación y aceptar que los discapacitados también pueden trabajar”, concluye Moreno.

La inclusión social es un desafío para toda la sociedad, que incumbe a los poderes públicos, a las iniciativas sociales, a las empresas, a los sindicatos y a todos los ciudadanos. Esta disertación encuentra su apoyo en el aula de Búsqueda Activa de Empleo de Voces del Conquero y en los programas de Aspromin, Aones y Paz y Bien y de otras muchas entidades que buscan el desarrollo profesional de las personas discapacitadas.

Estos colectivos promueven el desarrollo de útiles herramientas laborales para las personas con discapacidad. “Algunos alumnos no sabían ni siquiera poner su nombre en un currículo. Es necesario, por tanto, ofrecer los instrumentos adecuados para su autonomía laboral, desde lo más básico hasta lo más complejo”, argumenta Inés Bañuls Domínguez, de Voces del Conquero.

Estas aulas se centran en la búsqueda de ofertas de trabajo a través de Internet, pero también abarca la enseñanza de técnicas para saber cómo presentarse ante la empresa contratante. En las instalaciones de Aspromin, en El Campillo, se imparten cursos sobre carpintería, albañilería o cerámica. Los usuarios de la Unidad de Estancia Diurna, de Paz y Bien en Galaroza, participan en cursos de Formación Profesional para el Empleo (horticultura, alfarería, jardinería) y los de El Andévalo se forman en informática gracias al programa Guadalinfo. Aones también desarrolla sus propias iniciativas “e incluso tenemos a una persona trabajando y a dos en práctica”, asegura la presidenta Carmen Romero.
F. Romero Cordobés

07 febrero 2011

Suma y siguen los buenos resultados

CAMPILLO, C. F.: Manuel David, Fernando Pineda, Liberto (63’. José Miguel), José Real, Raúl, Alberto, Jero, Juan Antonio (78’ Pinilla), Emilio (46’. Rubén), Víctor, Javier (71’. Dani Rachón)
AROCHE, C. F.: Porri, Lianes, Quinte, Marcos (46’. Porruo), Álvaro (46’. Pepe Juan), Roque, Raúl (70’. Manuel María), José Carlos, Ernesto, Juli (84’. Nini), Santi
· ARBITRO: García González auxiliado en las bandas por Toronjo Gómez y García Gonzáles, bien en un partido de guante blanco donde mostró amarilla al visitante Raúl (50’) y a los locales Liberto (47’), José Real (54’) y Víctor (92’).
G O L E S : 1 - 0. 32’. Emilio tras preciso servicio de Javier. 2 – 0. 39’ Víctor de falta directa. 3 – 0. 52’. Quinete en propia puerta tras un rebote. 4 – 0. 67’. Rubén de gran jugada. 4 – 1. 72’. José Carlos culminando jugada de Juli. 4 – 2. 85’. Quinete aprovechando un desvío de Manuel David.
Incidencias: Buena entrada en el en el Municipal Francisco Valero Rojas en una preciosa tarde primaveral.

F. JAVIER SÁNCHEZ RUBIO

CAMPILLO C.F. 4-2 AROCHE C.F.
Suma y sigue El Campillo en esta magnífica racha de resultados que está cosechando el cuadro minero presidido por Francisco Vera, quedándole aún por disputar los próximos tres encuentros como local en su estadio.

La victoria de hoy le encaloma a la quinta posición, ya que el Zalamea en esta jornada rendía su partido de descanso, teniendo por delante cuatro equipos, que si exceptuamos a los inalcanzables rosaleños, están a tiro de pájaro, y poder de esta forma acortar distancias sobre todo porque tanto a Encinasola, como Valverde y Cerreño aún les queda rendir su jornada de asueto, cosa que hicieron las huestes mineras en la pasada semana.

A El Campillo le sobró con la primera mitad para doblegar a un flojo Aroche, que no existió ofensivamente a lo largo de estos primeros cuarenta y cinco minutos. Nada más dar el colegiado el pitido inicial los locales se volcaron sobre el portal de Porri y minutos tras minutos se sucedía continuas jugadas de peligro, pero finalmente el balón se mostraba adverso a acunarse en las redes del portal arucitano, una veces por desacierto de los arietes locales y otras por las intervenciones del cancerbero serrano.

En las gradas se respiraba un ambiente de tranquilidad porque las muchas ocasiones de gol creadas entretenían a la fiel parroquia campillera, a pesar de que ésta tuvo que esperar hasta el 32’ para ver adelantarse a su equipo en una jugada donde un preciso toque en diagonal de Javier habilitó a Emilio para que fusilara a Porri, llevando el esperado gol al marcador.


Los locales seguían sin levantar el pie del acelerador y hubo momentos en los que sus triangulaciones llegaron a encerrar en su parcela a la totalidad de los jugadores visitantes. Cuando corría el 39’ se produce una falta a la altura del vértice de la frontal del área penal, esta es ejecutada por Víctor y ante la pasividad de todos los presentes el balón termina pegando en el palo y significando el segundo tanto local.

No daba tiempo para más, pero cuando todos creían haber visto una buena mitad con una exigua renta y que poco nos depararía ya; a los 45’ llegó una jugada que arrancó al público de sus asientos sobre todo por la belleza plástica de su ejecución, fue una vaselina de Emilio que debía de haber tenido el premio merecido, así cogieron ambas escuadras el camino de los vestuarios.

Comienza la segunda mitad con la misma tónica y pronto se ve ampliada la ventaja en el casillero, esta llega a los 52’ cuando una falta, sin aparente peligro, es botada por Víctor y tras un pequeño lío termina pegando en Quinete que desafortunadamente la empuja hacia su portal, era el 3 - 0. Seguía sin existir el Aroche y a los 54’ ve como el colegiado decreta penalti por unas manos de José Real dentro del área de meta, la pena máxima es ejecutada por Juli pero el balón sale excesivamente desviado, por fin los visitantes hacen su primer tiro entre los tres palos a los 64’, previamente Chicha había retrasado a sus dos hombres puntas a misiones defensivas dando entrada a hombres de refresco, para poder contrarrestar el dominio local en la zona ancha del césped campillero.

En el 67’ llega el cuarto gol local por medio de una jugada de pundonor y fuerza de Rubén, rematada finalmente de una forma muy elegante que el público premió al jugador con una fuerte ovación. Este gol trajo un carrusel de cambios que facilitó la presencia de los visitantes sobre la parcela local, eran momentos en que tocaba ver a futbolistas con menos minutos y esto evidentemente, lo acusaron los locales.

Sin llegar a perder el control del encuentro, los dirigidos por Paco Marmesá vieron como hasta en dos ocasiones los arochenos perforaban su portería, y fue a los 72’ por medio de José Carlos que hizo bueno un preciso pase de Juli y en el 85’ cuando Quinete aprovechó un desvío de Manuel David a tiro de José Juan.

En definitiva justa, y se nos antoja que corta, victoria campillera que hace seguir soñando a su fiel afición con el ascenso a una categoría que por su trayectoria le corresponde.
CAMPILLO-AROCHE

06 febrero 2011

A mal tiempo buena cara

«El talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad», escribió Goethe. Y, ciertamente, todos poseemos recursos para sacar lo mejor cuando las cosas se tuercen o defraudan nuestras expectativas.

Con frecuencia, circunstancias que a priori son valoradas como negativas o adversas devienen en oportunidades o conllevan efectos beneficiosos o positivos. Alguien se recupera en el hospital tras un accidente de tráfico y allí encuentra, sin buscarlo, el «amor de su vida». Otra persona creía desesperar cuando su pareja le abandonó y con el tiempo y la distancia comprende cuán limitada había sido aquella relación y cuánto han mejorado sus días desde el fatídico momento. La crisis económica está reactivando, en muchas personas, la capacidad de aprovechar mejor los recursos y de aguzar el ingenio. Gracias al embotellamiento de tráfico que hizo que se llegara tarde al trabajo encontramos a un viejo amigo al que hacía mucho que no veíamos... ¿Cuántas cosas buenas pueden ocurrir después de perder algo que anhelábamos lograr o retener?
Son muchos los relatos de gente que «ha ganado después de perder» y que quedan sintetizados en citas, refranes e incluso cuentos.

12 claves para salir adelante
# Aumentar la capacidad para aprender de cada circunstancia y de encontrarle su lado bueno es una cuestión de actitud.
# Distinguir entre aquello que depende de uno y lo que depende de otras personas o circunstancias sobre las que no se tiene control. Centrarse en lo que uno puede hacer o decidir.
# No resignarse; adoptar una actitud activa. Confiar en que las soluciones irán surgiendo paulatinamente, momento a momento, día a día.
# Permitirse sentir la frustración o la emoción intensa, pero no dejar que esta se apodere de uno y le paralice.
# Tener presente cuál es la meta; definir para qué o por qué uno desea esforzarse y continuar.
# Alimentar la esperanza, pues ella otorga la fuerza para seguir adelante. Pensar que todo es posible, que todo saldrá bien, que el sufrimiento o los reveses no duran eternamente.
# Confiar en uno mismo, en las propias capacidades. Cada persona lleva las soluciones dentro; solo necesita que estas puedan salir a la luz.
# Recordar que las dificultades pueden resultar formativas; sacarles provecho depende de uno. Cada dificultad ofrece la oportunidad de mirar hacia dentro e invocar los recursos íntimos. Las pruebas que se soportan nos muestran nuestra fuerza.
# Exigir que los acontecimientos sucedan como uno desea conduce fácilmente a la frustración.
# Buscar la belleza, incluso en las situaciones más duras. ¿Quién ha dicho que lo «malo» es solo malo? Mejor dejarse sorprender por la vida.
# Cuando la circunstancia adversa haya concluido o durante la misma, fijarse en todo cuanto se ha hecho para resistir y resolverla. Disfrutar, si surge, de la sensación de triunfo.
# Preguntarse qué ha significado la experiencia para uno, qué se ha aprendido con ella.


Begoña Odriozola

02 febrero 2011

Pan

El pan, liberado de la inmerecida fama de que engorda, resurge como alimento básico, sano y nutritivo. Hacerlo en casa multiplica el placer de comerlo.

Podemos hacer pan por afición, por diversión, por salud, para elaborarlo a nuestro gusto, para crear nuevas recetas, para obsequiar a los amigos… El esfuerzo compensa si se cambia el enfoque. Amasar pan exige concentración, estar en lo que hay que estar, y con ello relaja, hace olvidarse de lo demás por unos momentos. De alguna manera nos conecta con otro ritmo, el de la naturaleza, donde las cosas tienen su tiempo. También con nuestro ritmo más humano.

La masa madre y la levadura industrial
La masa madre es una masa que ha fermentado de forma natural y muy lentamente, normalmente varios días. Con ella se obtiene un pan de textura más elástica y con agujeros más grandes y desiguales; y un sabor y un aroma auténticos, complejos, intensos y llenos de matices.
Pero si no se dispone de tiempo o ganas, se puede recurrir a la masa madre en polvo que se encuentra en algunos herbolarios, o a la levadura industrial, con la que también se puede elaborar buen pan casero. La consigna es emplear lo que se pueda o se tenga a mano: no podemos convertirlo en una carga más.
La principal diferencia de la levadura industrial es que está compuesta simplemente de un hongo, el mismo que fermenta el vino y la cerveza, pero no contiene bacterias. El hongo se alimenta de los azúcares de la harina y como resultado produce alcohol y gas, que es lo que hincha la masa. Lo hace más rápido que la masa madre y necesita una temperatura algo más alta, de 22 ºC. El resultado es un pan con un aroma y sabor más simples y que se conserva peor.

Energético y saludable
Cada variedad de pan es diferente, y las harinas también, dependiendo de qué cereal se trate o de lo refinada que esté. Y por supuesto, no todos los hidratos de carbono tienen la misma calidad nutritiva para el organismo, pues la forma de elaboración también influye. Aun así siempre es útil dar unos valores básicos.
Las variedades más consumidas son la barra o pistola, la baguette y el integral. Las dos primeras, muy similares, aportan unas 260 calorías por 100 g, 51 g de carbohidratos, 9 de proteínas, 1,5 de grasas y 3,5 de fibra. El integral tiene menos calorías (220), menos proteínas (7 g), más grasas (2,9 g) y más fibra (7,5 g). También aporta cantidades variables de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y ácido fólico) y numerosos minerales como el sodio, potasio, magnesio, calcio, selenio o hierro.
Todo esto, cuando es de calidad, lo convierte en un alimento moderadamente calórico, idóneo como fuente de energía en forma de carbohidratos, de fibra y de minerales. Cuando no hay calidad en la harina o esta se encuentra muy refinada, o cuando está lleno de aditivos y encima no ha pasado por una larga fermentación, a menudo resulta un alimento desequilibrado, rico en calorías vacías y difícil de digerir.
El grano de trigo, con su germen, contiene la mayor parte de las sustancias necesarias para que sus almidones sean correctamente asimilados, como suele suceder en los alimentos en su estado natural. El problema es que en el proceso de refinado se pierde parte de los minerales, vitaminas, fibra y enzimas necesarios para que eso se produzca. Para mejorar esa digestión, tanto los cereales como el pan deben masticarse bien.

Luciano Villar