28 septiembre 2014

Entrenador campillero conoce el futbol base italiano


Fernando Pineda, hace  prácticas  en el calcio italiano y cuya cantera está vinculada al Inter de Milán.



Aprender italiano y conocer de primera mano los secretos del calcio, son los objetivos que se ha marcado el campillero Fernando Pineda para su estancia en la ciudad de Vicenza, ubicada en la región del Véneto, en el norte de Italia: “Se trata de vivir una experiencia nueva, ver cómo se trabaja en los equipos italianos, en otro país y con un fútbol muy distinto al nuestro, quizás más físico”.


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y colegiado como entrenador de fútbol por el Cedifa, cuya sede está en Sevilla, Fernando viaja con una beca Leonardo da Vinci y estará durante un mes entrenando con el equipo FCD Alto Vicentino, un equipo de reciente creación formado por diversos clubes de la zona que milita en la Serie D y cuya cantera está vinculada al Inter de Milán: “están en contacto permanente para seguir y captar jugadores”. 


En estos momentos el de El Campillo está trabajando con el equipo juvenil, aunque también acude a los entrenamientos del resto de categorías: “El FCD Altovicentino es un equipo profesional, que nace de la unión de otros clubes italianos como el Calcio Marano con el objetivo de poder competir con los grandes, por eso su objetivo es el ascenso. Tienen una cantera muy fuerte, con jugadores de todas las zonas de Italia que viven y estudian allí durante todo el año, algo parecido a La Masía”, explica Fernando.


Fernando es un apasionado de los niños, que ya sabe lo que es entrenar al equipo femenino de fútbol 7 de El Campillo, con el que ha colaborado esporádicamente: “Me gusta mucho trabajar con niños, de
hecho he trabajado como monitor de las escuelas deportivas y he disfrutado mucho. Y también la parte de la preparación física”, reconoce.


Conseguir una de las 22 becas que había para toda Andalucía y para cinco países (Italia, Inglaterra, Holanda, Francia y Alemania) no ha sido tarea fácil. El campillero ha tenido que superar varias entrevistas personales y exámenes en inglés, aunque finalmente está estudiando italiano.


Fernando, que también ha ido a ver algunas sesiones de los preparadores físicos del Recreativo de Huelva “para ver cómo trabajaban” y que cuenta en su currículum con un Máster en preparación física de fútbol, se ha planteado “disfrutar de la experiencia, aprender lo máximo posible para luego poder aplicarlo a futuros trabajos como entrenador en Huelva”.

 P.C.G

27 septiembre 2014

18 septiembre 2014

Uva

Cada grano de uva encierra un pequeño tesoro. Alberga poderosos antioxidantes que ayudan a prevenir los trastornos cardiovasculares y el cáncer, pero también sustancias que, al actuar en conjunto, depuran y revitalizan el organismo.

Energía sana y jugosa

La uva es un delicioso alimento medicinal, ya que sus nutrientes naturales activan el organismo.
Además de ser fuente de vitamina C y contener betacaroteno, aporta vitaminas del grupo B, esenciales para el equilibrio nervioso y que facilitan el metabolismo y la correcta absorción de sus azúcares. Entre los minerales destacan el potasio, el cobre y el hierro, si bien posee también calcio, fósforo, magnesio, manganeso, azufre y selenio.
La uva es energética, pues contiene abundantes hidratos de carbono (17%) de rápida asimilación, que se enlentece gracias a su fibra. Contra lo que se suele creer, su índice glucémico (IG) no es alto, sino medio (45). Por otra parte, los estudios demuestran que gracias a sus fitoquímicos la uva ayuda al equilibrio glucémico de la sangre, porque estimula el páncreas y la producción de insulina.
Incluso la uva pasa, con un 60% de glúcidos (y un IG de 65), se puede considerar moderada si se tiene en cuenta la concentración de nutrientes que aporta consumiendo muy poca cantidad.
Por todo ello resultan idóneas en personas con gran desgaste energético. Mejoran el estado de ánimo y ayudan a reponerse del cansancio, al combinar los carbohidratos con las vitaminas B.

Un eficaz depurativo

El aporte calórico de la uva queda compensado por capacidad depurativa. Contiene más de un 80%

de agua que ayuda a aligerar el organismo. Su calcio (15 mg/100 g) y otros elementos alcalinos estimulan el hígado, órgano que equilibra la acidez de la sangre, la limpia y la hace más fluida, con lo que actúa poderosamente en las transformaciones orgánicas. Del mismo modo, su potasio (183 mg) y ácidos orgánicos estimulan los riñones facilitando su acción diurética y la eliminación de sustancias de desecho, como el ácido úrico. La uva es también un laxante suave. Este efecto depurativo se ha usado desde antiguo para realizar curas de otoño. Es adecuada también en trastornos renales, de piel, retención de líquidos, artritis o gota.
Cómo hacer una cura de uvas.Se toma solo uva hasta saciarse 5 veces al día, durante 4 días, variando el tipo de uva si se desea. Las dulces son más nutritivas y las ácidas, más depurativas. Otra versión más suave es mezclar la uva con otras frutas de temporada. Y aún más asequible es tomar uva en el desayuno y la cena, y ensalada o una comida suave a mediodía. Es importante evacuar una vez al día, aunque sea con ayuda de una infusión de malva o un enema, y evitar las tensiones y un exceso de actividad física. Antes de empezar conviene consultar con un profesional de la salud y debe evitarse en la colitis, la diabetes o tras una larga convalecencia.

Resveratrol… y muchos otros antioxidantes

Lo que hace de la uva una fruta tan singular es que se trata de una baya y, como tal, es rica en fitonutrientes.
Las uvas negras son ricas en antocianinas, que aportan su bonito color morado, y resveratrol, mientras que en las blancas destaca la quercitina. El efecto de todas estas sustancias sobre la salud es tan evidente que ha provocado numerosos estudios al respecto.
Algunos de estos productos se pueden tomar en comprimidos, pero en la uva se hallan de forma conjunta y en una combinación ideal que complementa sus múltiples beneficios, entre ellos su capacidad antioxidante.
Por otra parte, estos compuestos se caracterizan por ser antiinflamatorios, antimicrobianos y anticancerígenos.

14 septiembre 2014

08 septiembre 2014

Paseo en bicicleta

PROGRAMA DEPORTIVO PARA  LA FAMILIA


Llamamos deporte en familia a la actividad deportiva  realizada en pequeños grupos, sin normas ni formalidades disciplinares, cuyo objetivo  es realizar una serie de ejercicios, habilidades o  juegos  que  nos  diviertan,  nos eduquen  y  nos hagan  más felices.
Todos sabemos que la práctica deportiva  es una de las formas de conducta natural del hombre.  La adquisición de estos hábitos  en el niño tiene que favorecerse por  parte de la escuela, y sobre todo  de la familia, verdadera escuela de la vida. Siendo más explícitos, podríamos resumir las características de este programa diciendo:



1.  Mayor  seguridad  en el grupo  al ser los miembros  conocidos;  con ello se evitan los problemas de timidez y vergüenza.
2.  Ausencia de normas y reglas, lo que posibilita  mayor participación y
acciones espontáneas.
3.   Facilita  la  comunicación  entre  los  miembros  de  la  familia,   su conocimiento y cohesión.
4.  Crea un ambiente deportivo, alegre y saludable.
5.  Ofrece posibilidades  de mejora en aquellos aspectos de la personalidad
donde la práctica deportiva  incide.
6.  Ayuda a la unión  familiar al compartir  intereses y vivencias.


Cuándo se puede  hacer

-Los fines de semana.
-En vacaciones, fiestas, etc.
-En el tiempo de ocio  de la familia.